Luces TV

Los colibríes corren peligro por comederos caseros

01/03/2021
  • La iniciativa que propone alimentar a los colibríes no es necesaria y podría desencadenar diversas problemáticas, especialistas recomiendan no hacerlo.
DALIA ELENA GUTIÉRREZ / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, N.L- Luego de que muchas plantas se secaron con las heladas, en redes sociales circulan publicaciones que invitan a la población a colocar comederos caseros para abejas, mariposas y colibríes.

Pero esta iniciativa, que propone alimentar con azúcar, néctar comercial o miel a estos animales polinizadores, no es necesaria y podría desencadenar diversas problemáticas, por lo cual especialistas recomiendan no hacerlo.

FUENTE DE INFECCIÓN

La colocación de un bebedero o comedero para mariposas, abejas y colibríes 89 debe realizarse por expertos, ya que se requieren medidas muy meticulosas para evitar causar daño. Si no se limpian correctamente, pueden convertirse en un foco de infección para los animales, indica la bióloga Isis Olivares cofundadora de Battus, asociación que busca la educación ambiental dirigida a la conservación de los polinizadores. “Este bebedero está a la intemperie y en nuestra Ciudad las temperaturas son muy altas”, explica.

“Entonces, se fermenta y también pueden proliferar bacterias y hongos”. Además, estas especies sólo se alimentan del néctar de las flores, por lo que el azúcar, la miel, el néctar comercial y la fruta podrían hacerles daño.

DAÑO AL ECOSISTEMA

Los bebederos caseros podrían interferir con la función que mariposas, abejas y colibríes tienen en el ecosistema, que es polinizar las flores para ayudar a su reproducción. “Si nosotros le ponemos un bebedero, ellos dejan de polinizar”, dice la bióloga Olivares. “Estamos en una crisis de polinizadores y si todavía nosotros interferimos en su función, pues esta crisis se va a acrecentar”. También podrían interferir con la migración de los colibríes y las mariposas.

“Si tienen ya un alimento fijo, se vuelven poblaciones estacionarias”, explica. “¿Qué ocurre con las poblaciones estacionarias? Son más propensas a enfermedades y a que la población decaiga por estas enfermedades”.

RIESGO DE PICADURAS

Si las personas colocan azúcar u otro tipo de alimento en el exterior de sus hogares, podrían atraer abejas europeas y éstas pueden picar a personas y mascotas, indica Liliana Ramírez, bióloga y fundadora de Abeja y Planta, grupo que se dedica a la educación ambiental y asesoría biológica. “Si la gente empieza a poner agua con azúcar y empiezan a llegar muchas abejas, lo que va a suceder es que se eleva la probabilidad de que sufran un accidente, una picadura”.

SIEMBRA PARA AYUDAR

La iniciativa de colocar bebederos caseros surgió ante la creencia de que los animales se quedaron sin alimento, cuando las plantas se secaron por las bajas temperaturas. Pero las especies nativas de la región siguen vivas, por lo que los polinizadores no se quedarán sin el néctar que necesitan. “Se secó lo que tenemos en nuestros jardines porque solemos poner especies que no son de la región”, dice Olivares. “Las especies de la región aguantan estas ondas gélidas”.

En caso de no encontrar plantas en la zona urbana, se mueven a los campos y cerros para alimentarse. Además, las especies de polinizadores nativos están programadas para emerger cuando florecen las plantas de la región, por lo cual no debe haber preocupación. Si se desea ayudar a estos animales, lo indicado es sembrar plantas nativas. “Lo que estamos recomendando es sembrar flores”, dice Almendra Castañeda, bióloga y también cofundadora de Battus. “Es hacer jardines para polinizadores de flores variadas, sobre todo que sean de la región o nativas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos