Luces TV

En riesgo: 3 Patrimonios de la Humanidad en México

03/01/2021
  • Calakmul, el Golfo de California y el hábitat de la mariposa están en declive por incendios forestales, tala ilegal y pesca ilícita.

TONATIÚH RUBÍN / AGENCIA REFORMA

En México, la conservación de tres sitios considerados como Patrimonio Mundial por la UNESCO está en peligro.

Cada tres años, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) evalúa si la conservación de estos lugares, también conocidos como Patrimonio de la Humanidad, es suficiente para protegerlos a largo plazo.

En su informe del 2020, la organización determinó que el Golfo de California cuenta con una perspectiva “crítica”, mientras que la Reserva de la Biosfera de la mariposa monarca y Calakmul registran “alta preocupación”.

¿Qué es un Patrimonio Mundial?

  • Un Patrimonio Mundial es un lugar específico de la Tierra que debido a su valor universal excepcional pertenece al conjunto de bienes comunes de la humanidad.
  • Los sitios forman parte de la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés).
  • Esta categoría de surgió en 1972 a partir de la Convención sobre la protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural.
  • México cuenta con 35 lugares inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial.

Islas y Áreas protegidas del Golfo de California

En 2005, la Lista del Patrimonio Mundial aceptó incluir este sitio que abarca 244 islas, islotes y zonas litorales del Golfo de California.

Destaca porque alberga un tercio de todas las especies de mamíferos marinos del mundo, entre ellos a la vaquita marina, que está en peligro crítico de extinción.

Su perspectiva de conservación era “buena con cierta preocupación” en 2014, pero durante los últimos años su condición se deterioró tanto que en la evaluación de 2017 pasó a “alta preocupación” y en 2020 empeoró aún más, por lo que ahora está en la categoría de mayor alerta que otorga la UICN: “crítica”.

¿Por qué está en peligro?

La vaquita marina, una especie que sólo se encuentra en el Golfo de California, casi está extinta debido a la falta de progreso en el combate a la pesca ilegal en la zona.

La principal causa del declive de esta especie, considerada en peligro crítico de extinción por la UICN, es su captura incidental en redes ilícitas que se utilizan para atrapar totoaba, un pez que también está en peligro crítico de extinción.

En Asia, un kilo de vejiga natatoria o buche de este animal cuesta cerca de 8 mil dólares (cerca de 159 mil pesos) porque se utiliza como alimento gourmet y se le atribuyen propiedades afrodisíacas, curativas y de salud.

Otras especies, como tiburones, tortugas y lobos marinos, también son víctimas de la pesca incidental.

A este Patrimonio Mundial también lo amenazan la contaminación derivada de la agricultura, la sobrepesca y el desarrollo de infraestructura turística e industrial. Además, se prevé que el cambio climático impacte de forma negativa a sus corales y humedales.

Reserva de biosfera de la mariposa monarca

La Lista del Patrimonio Mundial sumó a este lugar en 2008, cuya extensión supera las 56 mil hectáreas.

La mariposa monarca es su especie más representativa, pues cada otoño anida en los bosques de esta reserva. Llegan tantas que su peso puede plegar las ramas de los árboles.

Su perspectiva de conservación era “crítica” en las evaluaciones de 2014 y 2017, pero para este año mejoró. No obstante, aún se mantiene en “alta preocupación”, la segunda categoría más alarmante que otorga la UICN.

¿Por qué está en peligro?

En México, las principales amenazas para la mariposa monarca son la degradación del bosque, que se encuentra fragmentado, y la persistencia de la tala ilegal a pequeña escala.

La pobre regulación del turismo local y la expansión de la agricultura, que reduce el hábitat para esta especie, son otros peligros que enfrenta en el País.

Sin embargo, la UICN reconoce que algunas amenazas escapan del control directo de México porque la monarca es una especie migratoria, que viaja desde Canadá y Estados Unidos para hibernar en los bosques mexicanos.

En Estados Unidos, por ejemplo, se ha reducido su hábitat debido a cambios de uso de suelo, y en general está en declive su principal alimento (la planta Asclepias syriaca) como consecuencia del uso del glifosato, un popular herbicida.

Asimismo, es una especie muy susceptible a los efectos del cambio climático, como lluvias severas, nevadas, incendios forestales, inundaciones, sequías y vientos fuertes, que causan eventos de muerte masiva.

Antigua Ciudad Maya y bosques tropicales protegidos de Calakmul, Campeche

Los vestigios de la importante ciudad maya de Calakmul forman parte de este lugar inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial en 2002. Su extensión, ampliada en 2014, abarca más de 723 mil hectáreas.

Alberga a más del 80 por ciento de las especies vegetales de la Península de Yucatán y casi 100 de mamíferos, entre ellos el jaguar, considerado en peligro de extinción en México.

Desde el 2014, su perspectiva de conservación es de “alta preocupación”. En la evaluación de este año, la UICN expresó su preocupación por el futuro de la zona debido a los impactos que tendrá el Tren Maya.

¿Por qué está en peligro?

Calakmul es un Patrimonio Mundial muy extenso ubicado dentro de un amplio bosque, por lo que corre el riesgo de quedar aislado. En la actualidad, ya enfrenta insuficiente coordinación para su protección.

Otras amenazas del lugar son la pobre gestión de sus recursos naturales, el tráfico ilícito de especies, la tala ilegal y los incendios forestales. Tan sólo 30 de ellos que se reportaron de 2013 a 2017 destruyeron miles de hectáreas.

Su principal amenaza para el futuro son los planes del Gobierno de promover el turismo en la zona, en especial a partir de la construcción del Tren Maya, que puede provocar un incremento en la demanda de agua y requerirá una mejor administración del líquido y de residuos sólidos.

La UICN calificó como “drástico” a este cambio de política para Calakmul, que condujo a la exclusión de las comunidades locales en la negociación sobre el uso de sus recursos tradicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos