Luces TV

NIDO DE VÍBORAS

23 octubre, 2020

Por KUKULKÁN

EL DIPUTADO verde Gustavo Miranda tiene desconcertados a muchos en redes. De repente sale como un feroz defensor de causas sociales increíbles como pasarle la guadaña a cincuenta o sesenta “aviadores” en la Cámara de Diputados locales, pero olvidó un detalle: no hay nombres, no hay una forma transparente de informar y tampoco una lista de esos que recortaron. Muy poco seria su información. Luego se echa otra ranchera al más viejo estilo de Juan Orol.

DICE EL “NENE verde” que dio de baja tres vehículos, sin saber cómo se compraron, de quiénes eran, qué marca, quiénes lo usaban, quiénes eran los favorecidos, para qué servían y una serie de informaciones que omitió. La opacidad, por si no se había dado cuenta, es el problema de todas las administraciones. Esos golpes de pecho que se anda dando por todo Quintana Roo ya tiene una serie de efectos en las redes con memes y mofas para reír un rato. El último y muy grave: “Morena, la esperanza del partido verde”, que de verde nomas tiene el nombre.

Y AHORA anda envalentonado y ya encarrerado le declara la guerra a las instancias estatales de Quintana Roo porque no siguieron los protocolos cuando desaparecieron la Oficialía Mayor. Toda acción tiene una reacción, o dicho en otras palabras, todos tus actos tienen consecuencias. Así que esperemos si este nene verde tiene la suficiente inteligencia, estrategia y valor de hacer algo en la vida. No creemos, en este nido, y no porque sea una aberración viboral sino que hemos visto que no trae absolutamente nada en la mochila. Al tiempo, pura chispa de molcajete.

* * *

HAY UNA especie de fijación, en Cancún, por la desgracia. Nos gusta recordar la fatalidad, las horas de sosiego y desamparo como una novela del terror. Ayer se cumplieron quince años del huracán Wilma y corrieron en medios y redes muchas opiniones, fotografías, recuerdos, portadas de los periódicos de ese entonces. Esa condición sufrible de nuestra sociedad nos lleva a recordar la tragedia no como un acto de la memoria sino de la fatalidad y eso puede preocupar o, debería preocuparnos más bien, para evitar la “depre-social”. Lo más trágico es que algunos sienten la necesidad de evocar la llegada de otro Wilma. Dicen que es cíclico, que cada diez años, que ya se tardó. Acordémonos mejor de un amanecer esplendoroso. La tragedia no cabe en las playas de Cancún, sólo cuando pasa y ya pasó. Súbanle a la música y que siga la fiesta porque ya se fue el Wilma.

* * *

¿QUÉ HA PASADO con el conflicto de la basura en Cancún? ¿Qué ha hecho seriamente la alcaldesa morenista Hermelinda Lezama? además de andar tomándose la foto y cargando bolsas. ¿Cómo va la solución a un conflicto que tiene dos vías?: o pagas o cuello, al estilo del chino Sheng Lee Ye Gon. ¿Cuál es la posición de Intelligencia Mexico SA de CV? que sigue sin dar una opinión, un comunicado ni sus directivos dan la cara. Como unos auténticos hampones cuando deben dar la cara porque su concesión no es particular es pública, de fondos provenientes del erario municipal y no es dinero de cuates ni proveniente de alguna empresa fantasma o ilícita. ¿Por qué Hermelinda Lezama no les exige siquiera dar la cara, no a sus achichincles o cargamaletas, sino sus directivos, los propietarios que toman decisiones y que por un acto de respeto a la ciudadanía deben informar en persona? No se trata de un servicio más, sino de uno que dispone diariamente de un millón 300 mil pesos. Caray, en este nido cualquier veneno palidece ante la desfachatez de esta “empresa”.

@Nido_DeViboras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos