Luces TV

Cajeta Lugo, un dulce legado

16 octubre, 2020

 

  • José de Jesús Lugo Cueto consolidó la tradición de la cajeta en Sayula, con amor y esfuerzo nos regaló Cajetas Lugo Etiqueta Naranja.
REBECA PÉREZ VEGA / AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, Jalisco.- Por las venas de José de Jesús Lugo Cueto corría cajeta. Desde que nació estuvo rodeado de cazos de cobre, trozos de madera, aromas de vainilla y leche acaramelada.

El empresario, que se encargó de consolidar la tradición cajetera en Sayula, vivió y respiró de ese oficio desde pequeño. Su abuelo Agustín empezó en 1918, su padre José de Jesús continuó con la labor y a partir de ahí la popularidad de este dulce se afirmó con el esfuerzo y amor que don José le imprimió a su propia marca, Cajetas Lugo Etiqueta Naranja.

Falleció el 5 de octubre pasado a los 73 años, pero su legado seguirá en cada dulce cucharada. Desde los cinco años tomaba su canasta llena de cajeta y se iba a las vías del ferrocarril a ofrecerla a los pasajeros, después se hizo cargo del negocio familiar, hasta que decidió abrir su propia marca en 1971.

Se hizo famoso por su receta de cajeta de leche elaborada con leche de vaca, azúcar y vainilla presentada típicamente en cajitas de madera y libre de conservadores.

“Amaba su trabajo, era muy buen cajetero, pero sobre todo era muy buen padre y buena persona, para nosotros hacer cajeta es parte de nuestra vida, no podemos separarlo, desde pequeños nos enseñó a amar este dulce”, resalta Claudia Lugo, su hija mayor.

Cajetas Lugo Etiqueta Naranja es el resultado de una herencia que se ha pasado a lo largo de cuatro generaciones, pero don José decidió darle un distintivo a su producto y elaborar su propia receta.

“Además de la receta tradicional, mi padre decidió hacer la cajeta Sayula, una cajeta más delgada, que tiene un ingrediente que se adiciona a la masa y que provoca mayor rendimiento.

“Este es un producto típico de Sayula, ha atraído al turismo, es parte de la cultura de nuestro municipio y ha generado empleo. Creo que también ha dignificado la imagen del cajetero, que hay tiempo estaba devaluada. Ahora se tiene una percepción diferente ante nuestra comunidad”, resalta Lugo.

Desde hace un par de años el proceso de elaboración de la cajeta, dulce tradicional de leche de Sayula y sus variantes en otros municipios de Jalisco, entró al Inventario Estatal de Patrimonio Cultural en la categoría de Patrimonio Cultural Inmaterial. Este es el primer paso para iniciar el proceso de declaratoria estatal, para que este producto se divulgue y conserve.

Don José fue uno de los fundadores de la Cámara de Comercio de Sayula. Apoyó diversas causas de asistencia social y ayudó a promover la distinción de Patrimonio Cultural Inmaterial. También abonó a que Sayula se quedara con el Récord Guinness para el caramelo de dulce de leche más grande del mundo; con un postre gigante que pesó mil 615 kilogramos y se envasó en su tradicional empaque de madera.

La empresa que empezó completamente familiar, ahora da empleo a 90 familias en Sayula. Sus productos se distribuyen en: Sayula, Guadalajara, Colima, Zacatecas, Baja California y Nayarit.

“La cajeta ha impregnado toda nuestra existencia, nos ha dado todo. Mi padre era un hombre muy dedicado al trabajo y a su familia; para nosotros hacer cajeta es parte de nuestra vida, es una gran herencia”, narra Claudia.

El taller ubicado en Sayula (Calle Melchor Ocampo 60) está abierto para que los visitantes conozcan el proceso de elaboración.

José de Jesús Lugo Cueto aprendió el oficio de su padre y abuelo, hasta crear su propia marca.

Foto: cortesía familia Lugo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos