Luces TV

Luz verde a RIU para nuevo hotel

11 septiembre, 2020
  • Jueces y magistrados federales confirman legalidad de trámites para iniciar obras; quejosos no aportaron pruebas sobre daños a ecosistema en Nizuc.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Pese a los intentos legales de 37 alumnos de preparatoria para frenar la construcción de 572 nuevos cuartos, con la supuesta invasión de una zona de anidación de tortugas marinas, el proyecto del Hotel RIU Riviera Cancún en Punta Nizuc no tiene impedimento legal para comenzar a edificarse.

Desde enero pasado, el desarrollo turístico enfrenta una nueva embestida legal que trata de evitar el desplante de un edificio de 15 niveles de casi 54 metros de altura, pero como ocurrió en el primer juicio, la justicia federal no encontró afectaciones al ecosistema como lo denunciaron los quejosos.

En este nuevo intento por frenar las obras, los estudiantes lograron que en enero pasado el Juzgado Séptimo de Distrito les otorgara la suspensión provisional de las obras ante lo cual la empresa MX RIUSA S. A. de C. V. promovió una queja y un tribunal federal le concedió la razón.

Disminuirán 3.5% recursos a estados

La contraparte en este viejo conflicto por la disputa del mercado turístico, es el Hotel Nizuc Spa & Resort, que ya intentó frenar las obras en un primer juicio que llevó casi cuatro años de litigio pero no pudo probar sus acusaciones y en agosto de 2019 fue condenado a pagar daños y perjuicios causados a la cadena RIU por 18.4 millones de pesos.

Ahora los quejosos están reclamando el derecho a un ambiente sano, el cese de un supuesto desmonte de vegetación, así como revertir la licencia de construcción de obra nueva número 76231, folio 4306/19, otorgada a la cadena española por el gobierno municipal el 8 de enero pasado.

Este nuevo pleito legal se dirime bajo los amparos 74/2020 y 85/2020 en los juzgados Séptimo y Primero de Distrito de Cancún, Quintana Roo, además entre las quejas y procesos de revisión 37/2020 y 157/2020 del Primer Tribunal Colegiado y 135/2020 ante el Tercer Tribunal Colegiado de Quintana Roo.

Desde un frente aparentemente ecológico, los alumnos intentaron convencer a jueces y magistrados que el supuesto ecocidio afectaría el derecho constitucional de los cancunenses a tener un medio ambiente sano, pero no aportaron pruebas para demostrarlo.

Tampoco pudieron comprobar la presunta afectación “inminente e irreparable” para frenar la obra del RIU, no presentaron hechos probados, no acreditaron un interés legítimo ni documentos convincentes.

“No se desprende que utilizan o habitan el área de influencia o el entorno adyacente del ecosistema del que se dicen beneficiarios de sus servicios ambientales”, resolvió Rodolfo Sánchez Vázquez, secretario con funciones de juez que resolvió el amparo 85/2020 en el Juzgado Quinto de Distrito.

Los alumnos también presentaron una fotografía para demostrar el presunto daño ambiental, pero “ni siquiera se logra identificar, por ejemplo, que se trate de una deforestación sobre un área específica donde exista manglar, humedal o una zona que identifica como anidación de diversas especies de tortuga marina”.

El nuevo hotel RIU Riviera Cancún pretende construirse sobre un terreno de casi 52 mil metros cuadrados cuyo uso de suelo forestal fue modificado a hotelero con la aprobación del Programa de Desarrollo Urbano 2018-2030, en Sesión Extraordinaria de Cabildo en Benito Juárez del 10 de septiembre de 2018, cuyo hecho también está impugnado por considerarse ilegal.

El predio donde se pretende alzar el complejo hotelero se ubica en el Lote 72-03, Manzana 55, del kilómetro 21.5 del Boulevard Kukulcán en la Zona Hotelera, al suroeste de Cancún.

El Hotel Riviera Cancún tendrá en la planta baja lobby bar, un restaurante principal y un kiosco al aire libre, dos áreas temáticas y una zona de buffets, bar salón, gimnasio, estética, cinco cabinas de masaje con jacuzzi y cinco elevadores para clientes.

Del primero al quinto piso tendrá 48 habitaciones dobles y siete familiares, y del sexto al último piso dispondrá de 26 cuartos dobles y siete familiares, mientras que en el exterior habrá casi cinco mil 800 metros de áreas verdes, cinco piscinas con una superficie total de casi 7 mil metros cuadrados, asoleaderos por casi tres mil metros cuadrados y una plaza de 353 metros cuadrados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos