Luces TV

Destapa gran negocio sistema de movilidad

10 agosto, 2020
  • La alcaldesa Mara Lezama cabildea un Reglamento de Transporte que abra camino a negocio de ADO y desplace a permisionarios locales.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Luego de que el Juez Séptimo de Distrito frenó la implementación del Sistema Integral de Transporte (SIT) con el que se pretendía negocio de imponer concesiones anuales para la operación de autobuses articulados desde el municipio de Benito Juárez, la alcaldesa Mara Lezama cabildea la creación de un Reglamento de Transporte de Pasajeros que le otorga poderes plenos para hacerlo.

Con este andamiaje jurídico, busca controlar el gran negocio que representa el sistema de movilidad, a través de concesiones de transporte refrendadas cada año por la presidente municipal, a pesar de que está fuera de su esfera de facultades municipales.

“Lo que Mara quiere es implementar un sistema de transporte en el que ella va imponer las reglas del juego”, opinan transportistas.

Por ejemplo, citan, el nuevo Reglamento condiciona a los transportistas de rutas establecidas a tener o comprar camiones hasta de 210 pasajeros, con facilidades de crédito para los permisionarios de rutas establecidas que quieran una de estas concesiones anuales, a través de empresas constituidas específicamente para eso.

“¿En esas condiciones quién va a competir comprando esos camiones? Está claro que los actuales permisionarios no podrán acceder a estos créditos para pagarlos en un año que durará la concesión municipal y lo que claramente está haciendo la alcaldesa es plancharle el terreno a ADO (Autobuses de Oriente) para que se convierta en el monopolio del transporte público en el municipio”, denuncian.

El primer intento de la alcaldesa por imponer su negocio de movilidad, se dio en la Novena Sesión Ordinaria del Cabildo benitojuarense el 24 de enero de 2019, cuando fue aprobado por mayoría de votos de este cuerpo colegiado.

Inconforme porque en este proyecto no tomaron en cuenta la opinión del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”, su líder Erasmo Abelar Cámara promovió un juicio de amparo que le fue resuelto favorablemente por el Juzgado Séptimo de Distrito al ordenarle al ayuntamiento dejar ‘insubsistente’ la aprobación e implementación del sistema de movilidad municipal.

De acuerdo con la sentencia, la implementación del Sistema Integrado del Servicio Público del Transporte Urbano de Pasajeros en Autobús de Ruta Establecida en la ciudad de Cancún, “no constituye un mero acto de molestia sino un acto privativo de derechos que afecta de modo permanente una situación jurídica creada en forma previa a favor del quejoso”.

Al ignorar la opinión del gremio de taxistas, sostuvo el juez, el ayuntamiento de Benito Juárez violó la garantía de audiencia del ‘quejoso’ quien, sin éxito, solicitó previamente participar en el diseño del sistema de movilidad del municipio y no fue escuchado.

En el fondo de este asunto está el sistemático conflicto de la alcaldesa contra los transportistas locales con quienes no ha querido escuchar ni sentarse a dialogar, al grado de que antes de cumplir la sentencia del juez, activó su plan B que consiste en convertir el Reglamento en su sistema de movilidad municipal, blindado con candados para no ser combatido nuevamente por la vía jurídica.

El Reglamento de Transporte de Pasajeros del Municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, del que Luces del Siglo tiene copia, plantea “de observancia general y obligatoria” (artículo 4) canalizar todas las impugnaciones que resulten al proyecto de reglamento para dirimirlas vía los recursos de revisión que establece el Código de Justicia Administrativa.

Con esto, se pretende evitar el acceso directo a los juicios de amparo, pues antes se tendría que agotar primero mediante recursos administrativos.

La inconformidad de los ruleteros contra las pretensiones de imponer nuevas reglas al transporte a través de un reglamento municipal, hasta la fecha ha acumulado 25  solicitudes de amparo por parte de permisionarios que están en contra del Reglamento.

En la mayoría de los juicios, los quejosos obtuvieron la suspensión provisional por parte de los juzgados de Distrito en Quintana Roo; el Cuarto (7 casos), Quinto (8), Séptimo (8) y Octavo (2).

Respecto a la expedición de los permisos, el Reglamento establece que se realizará mediante contratos-concesiones anuales que podrán ser modificados por el Ayuntamiento.

Inclusive, el primer requisito que debe cumplirse es estar constituidos en persona moral “con fines de lucro”, según el artículo 127, fracción I.

La presidente municipal se arroga para sí la facultad de aprobar y refrendar los contratos, dar luz verde a los sistemas de cobro de las tarifas y otorgar permisos especiales para la prestación del servicio según la “necesidad”.

Al director general de Transporte y Vialidad municipal se le faculta de proponer al Ayuntamiento, a través del presidente municipal, ordenar el reemplazo de vehículos, como los de menos de 20 pasajeros que tengan una antigüedad de siete años, y los autobuses convencionales cuyo motor deberá estar ubicado “preferentemente” en la parte trasera.

El pretendido esquema económico impone la integración de un organismo para recaudar el tres por ciento del cobro del pasaje para el funcionamiento del SIT, y para fijar las tarifas de cobro habrá una Comisión Mixta Tarifaria integrada por el presidente municipal, el secretario general del Ayuntamiento, el director general de Transporte y Vialidad, los regidores presidentes de las comisiones de Desarrollo urbano y Transporte y Seguridad Pública y, representantes del SIT y de las minivan.

Se obliga también a los transportistas a tener equipos de control de cobro para el pago de tarifa y que los contratos de concesión se darán por licitación pública, según el 72. Los procedimientos de licitación municipales contemplan que de no existir postores se otorguen por adjudicación directa.

Por el incumplimiento de las disposiciones se establecen multas de hasta 215 mil pesos por circular sin concesión o permiso, incumplir el contrato, interrumpir el servicio o realizar bloqueos. Lo importante es que la caja timbre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos