Luces TV

Hallan presunto daño a Hacienda

19 noviembre, 2019

Las ceremonias combinan rituales mayas con tradiciones como el temazcal y la práctica del yoga.

Carlos Rivera / Luces del Siglo 

 

CANCÚN, Q. ROO.- En fechas recientes, cada vez más cancunenses han participado en ceremonias de purificación realizadas por un gremio dedicado a la concientización y la pacificación del alma, llamado Spirituality Riviera Maya.

 

Sara Gasparotto, gerente de relaciones de la empresa, dijo que el sábado 23 de noviembre realizarán un evento llamado Luna Nueva, el cual busca que las personas se comuniquen con su interior por medio de una ceremonia que combina diversas tradiciones mexicanas, entre ellas la maya, así como el temazcal.

 

Este tipo de ceremonias, que se llevan a cabo desde hace dos años, se realizan el sábado más cercano a la luna nueva, con el fin de que los asistentes logren “entender” sus emociones.

 

Durante la ceremonia se hace una preparación medicinal de cacao cuyo fin es estimular el timo (que se especializa en el sistema inmunológico) y las glándulas pituitaria y pineal, las cuales son sensibles al entorno y a su contaminación.

 

“Somos un grupo de personas dedicadas a dar a conocer estas tradiciones y hacer que se respeten las ceremonias de los pueblos originarios, para que las personas compartan su experiencia de la mejor forma”.

 

El fin último, es concebir y entender la conexión que existe entre el pensamiento y las emociones, señaló Sara Gasparotto.

 

“Hace falta el interés de nuestro trabajo por parte de los hoteles y parte de la comunidad para querer entender sobre la tradición de nuestras tierras y no sólo promocionar fiesta en este destino turístico”.

 

Agregó que las personas deben acercarse más al legado cultural local, que para ella es el verdadero oro de México, pese a lo cual, dijo, este proyecto no ha recibido apoyo ni oficial o de instituciones privadas.

 

Comentó que las sanaciones espirituales que realizan procuran que las personas entiendan los cambios que necesitan hacer en su vida. Al terminar la ceremonia los asistentes se retiran felices por la experiencia, además del “impulso” que les da el cacao que consumen.

 

Las personas que participan en este tipo de actividades son en su mayor parte maestros de yoga y de meditación, así como psicólogos, quienes también han comenzado a acercarse a este tipo de experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos