Luces TV

Ignoran empresas la NOM anti estrés

15 octubre, 2019

Factores de riesgo están ligados a la mala distribución de carga de trabajo.

Verónica Gascón / Agencia Reforma 

 

CIUDAD DE MÉXICO.- La Norma Oficial Mexicana (NOM) 35, que entra en vigor el próximo 23 de octubre, obligará a las empresas a prevenir factores de riesgo para sus empleados, como pueden ser fatiga laboral o estrés.

 

A pesar de la proximidad de su entrada en vigor, expertos consideran que existe desconocimiento del sector privado sobre su aplicación.

 

“Actualmente hay desinformación sobre qué va a implicar para ellas la Norma. La Organización Mundial de la Salud expone que hay enfermedades del nuevo siglo, que son de carácter psicosocial y básicamente esta norma la principal función es identificar y tomar acción sobre factores de riesgo psicosociales dentro de los centros del trabajo.

 

“En el país todo este tipo de temas como fatiga laboral, el “mobbing” (acoso laboral), no ha sido identificado en muchas compañías, ni siquiera han sido tratados grupos vulnerables y con esta Norma será importante que las empresas puedan tomar acción a cualquier tipo de riesgo”, señaló Arleth Terán, de la empresa de capital humano Red Ring.

 

Describió que los factores de riesgo están ligados a la mala distribución de carga de trabajo, extensas jornadas laborales, rotación de turnos, la relación negativa entre colaboradores, acoso, situaciones que pueden generar trastornos como ansiedad, cambios a su metabolismo y estrés.

 

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social, 75 por ciento de los mexicanos padecen fatiga por estrés laboral, con lo cual supera los niveles de países como Estados Unidos y China.

 

El Instituto define al estrés laboral como el efecto que tiene la creciente presión en el entorno laboral que puede provocar saturación física y/o mental del trabajador, generando diversas consecuencias que afectan la salud física y desequilibrios entre lo laboral y lo personal.

 

Terán señaló que las compañías deben empezar con la verificación de las cargas de trabajo para que sean equilibradas e implementar políticas como buzones para que situaciones de acoso puedan denunciarse.

 

Además, destacó que las empresas más grandes deben hacer cuestionarios periódicamente para tratar de detectar si hay grupos vulnerables o personas afectadas y darles tratamiento médico o psicológico.

 

De cada 10 personas que entrevistan, cinco buscan nuevo trabajo o renuncian por “mobbing”, por un abuso, por fatiga, ansiedad, destacó Terán.

 

Esta regulación fue diseñada por la Secretaría del Trabajo, publicada en octubre de 2018 y considera sanciones por incumplimiento.

 

“El empleado puede llegar a demandar por el tema de que no hubo cumplimiento de la Norma para poder prevenir este tipo de riesgos. Las multas pueden llegar a ser de 500 mil pesos”, afirmó Marcela Rivero, directora de la consultora Mckay Innovare SAPI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos