Luces TV

¿De qué lado de la historia nos ponemos?

14 agosto, 2019

Me causa sentimientos encontrados. La empecé a admirar en sus tiempos de jefa de Gobierno.

 

YVETTE HESSE

 

Facebook: yvette.hesse

Twitter: @YvetteHesse

 

Sonaba el teléfono. Dudó un poco entre interrumpir su importante junta de trabajo y contestar. Se vería mal que una mamá −con un puesto de altísima responsabilidad− diera preferencia a una llamada personal en vez de atender asuntos públicos.

 

Sin duda eran momentos para mostrar el carácter, la templanza, la inteligencia enfrente de todos esos poderosos hombres del gabinete, pero… decidió contestar, qué tal fuera urgente y en la vida hay prioridades: era su hija. Cuando supe de ese momento, ganó mi total admiración.

 

¡Cuántas nos sentimos inspiradas! Una mujer valiente, lista, que se imponía, que mostró firmeza para el ejercicio de gobierno que le tocó desempeñar en ese momento. Como jefa de gobierno, tuvo varias acciones relevantes.

 

INICIÓ EL IMPULSO A LAS MUJERES EN POLÍTICA

 

Al término del periodo se dedicó a formar grupos de mujeres, tratándolas de impulsar a la vida pública, capacitándolas, infundiéndoles ánimos. Yo viviendo en Quintana Roo, no me tocó estar cerca de alguno, sólo me enteraba de avances, de reuniones, de eventos… quería conocerla pero nunca se dio la oportunidad y así pasó el tiempo; seguramente con logros importantes, con interrelaciones poderosas… ¿en qué momento se pasó al otro lado de la historia? No lo sé, creo fue poco a poco. Algo en su alma habrá cambiado… algo que ya no tuvo reversa…

 

Y SE VOLVIÓ APLAUDIDORA DEL GUAPO

 

De repente, ahí estaba como pareja de un hombre nefasto, extorsionador, traidor, que se prestó a juegos muy sucios que cambiaron el rumbo de la historia en ese momento. Ahí quizá se contaminó, ahí quizá se despertó esa ambición que corroe, que disminuye el espíritu, que fulmina lo bueno… Y…

 

OBTUVO SU PREMIO EN EL GABINETE FEDERAL

 

De repente se volvió aplaudidora de un candidato guapo, ese que “ganó” la elección a fuerza de lo de siempre… de lo que por años fue la especialidad de la casa… De repente fue nombrada secretaria de Estado, altísimo puesto en un gabinete federal.

 

Un muy buen premio por el apoyo. De repente se volvió soberbia, con peinados y trajes elegantes… ya poco quedaba de aquélla mujer de lentes, con vestidos sencillos y sobrios; con un potencial envidiable…

 

El martes 13 de agosto fue vinculada a proceso por el asunto de la llamada Estafa Maestra (presunto desvío de siete mil millones de pesos de recursos públicos); creo que no se lo esperaba, pues hasta el último minuto no dejaba la soberbia de lado… Dada la tremenda historia de impunidad, seguro pensaba que sería lo mismo… Hoy pasará al menos dos meses en prisión, en Santa Martha Acatitla…

 

DE LA CÚSPIDE A LA CÁRCEL

 

Por un lado empieza a vislumbrarse el camino hacia acotar la impunidad, esa que tanto daño le ha hecho a México, eso me alegra, me da esperanza en un país donde los políticos robaban y robaban y… no pasaba nada… y por otro, es una mujer que en la cúspide de su carrera política admiré y pensé que sería el ejemplo a seguir para el género femenino.

 

No es ninguna buena noticia para las mujeres, el encarcelamiento de Rosario Robles es la muestra de que la ambición desmedida pega por igual, no importando el género… sí me puso triste… qué triste historia…

 

*Yvette Hesse es directora de Grupo Editorial Kankún y Gente Q. Roo, revista de negocios y política.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos