Luces TV

Destruyen selva de Puerto Morelos

11 julio, 2019

Vecinos del fraccionamiento El Faro constataron la devastación en una extensión de hasta 3 km.

 

 EVLYN CERVANTES / AGENCIA REFORMA

 

PUERTO MORELOS, Q. ROO.- Desde hace dos semanas en Puerto Morelos persiste un desmonte de selva alta que podría derivar en un cambio de uso de suelo para favorecer la expansión inmobiliaria.

 

Sebastián Torres Perdigón, investigador de la Facultad de Ciencias de la UNAM, denunció que la destrucción se lleva a cabo a través de incendios forestales que se registran por las noches, los cuales son percibidos por vecinos del fraccionamiento El Faro, aledaño al ecosistema de selva alta.

 

Aunque los bomberos acuden a combatir el fuego, las quemas al interior de la selva se registran nuevamente al siguiente día.

 

“Ya tenemos dos semanas que los vecinos se han estado quejando de que sale humo de la selva que está a un costado de la Colonia Villas II porque en esa zona se están haciendo nuevos desarrollos inmobiliarios de los fraccionamientos El Faro, Quinta Mareta y La Palma.

 

“Empiezan a salir las fumarolas alrededor de las 8 de la noche y continúa hasta las 2 o 3 de la mañana, que es cuando el humo empieza a percibirse en las zonas residenciales”.

 

La recurrencia de los incendios al interior de la selva fue denunciada a través de redes sociales por habitantes de Puerto Morelos y atestiguada por Torres Perdigón, quien sostuvo que, aunque no se tiene precisión de la extensión del desmonte, podría abarcar hasta tres kilómetros.

 

En una visita a la zona siniestrada, el investigador confirmó que el sitio de devastación fue previamente delimitado, lo que puso en alerta a los vecinos sobre la provocación de incendios para posteriormente promover un cambio de uso de suelo que favorezca los intereses de las empresas inmobiliarias.

 

“Desde el 29 de junio yo fui a visitar la zona siniestrada y me encontré no solamente con un megadesmonte, sino también con toneladas de cascajo tiradas.

 

“Había árboles chechenes cortados, zapotes cortados, las dos especies protegidas. Estuve caminando más o menos por una zona de tres kilómetros desmontada y llena de cascajo. Ya más adentro de la selva me encuentro con unos palos rojos que van delimitando como los perímetros de una zona y, al momento de que te vas acercando, te das cuenta que justamente en esa zona delimitada, es donde está quemado. O sea, es un incendio provocado en la zona que fue previamente delimitada”.

 

Juan Pedro García Trujillo, residente del Fraccionamiento El Faro, narró que la devastación colinda con un camino federal por donde pasan las líneas de alta tensión.

 

“Mi casa está pegada a la selva y sólo se divide por una malla, entonces para nosotros es muy notorio. En las noches se percibe el olor a humo, una noche me levanté a las cuatro de la mañana y toda la habitación estaba llena de humo, salimos y el incendio estaba en la selva.

 

“Al siguiente día, recorrimos el sitio y vimos varias hectáreas ya desmontadas. Hay un camino de vías federal por donde pasan líneas de alta tensión y seguían algunos remanentes ardiendo”.

 

Karen Daniela Hernández, otra vecina, enfatizó que los constantes incendios no sólo están acabando con la selva, sino también ocasionan el desplazamiento de la fauna.

 

Apenas la semana pasada, organizaciones sociales denunciaron que el sector inmobiliario es uno de los que más crecen en la Península de Yucatán poniendo en riesgo la base de los recursos naturales en la región.

 

Habitantes de Puertos Morelos pidieron a la Comisión Nacional Forestal y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, tomar acciones para frenar los incendios forestales en la selva e implementar una estrategia para ordenar la expansión urbana.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos