Luces TV

Advierten crimen contra los arrecifes

17 junio, 2019

Desarrollos inmobiliarios como The Fives Downtown detonan el problema.

 

ELMER ANCONA / LUCES DEL SIGLO

 

CANCÚN, QUINTANA ROO.- La construcción del complejo residencial The Fives Downtown en Puerto Morelos representa un grave crimen contra el medio ambiente por la destrucción del arrecife de coral, advirtieron los expertos Juan Pablo Carricart Ganivet y Guadalupe Velázquez Olimán.

 

El Doctor Carricart Ganivet, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de Puerto Morelos, indicó que en esta zona hay un banco de coral que no sólo forma parte de la costa de Quintana Roo, sino del arrecife mesoamericano. Se extiende desde la Isla Contoy hasta las costas de Honduras, es el segundo más largo del mundo, por lo que la mirada de las autoridades internacionales, los ambientalistas y turistas, está puesta sobre esta zona.

 

“De por sí el arrecife ya tiene muchos problemas, está sufriendo por el cambio global, el cambio climático y la contaminación, y si a esto agregamos que cada vez hay más desarrollos inmobiliarios como el The Fives Downtown, pues los problemas se acrecientan”, expuso el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Explicó que los corales y los arrecifes de coral se desarrollan en aguas oligotróficas, esto es, en aguas transparentes, cálidas y pobres en nutrientes que los dañan; por lo tanto, desarrollos inmobiliarios como el de The Fives Downtown, se quiera o no, lo que hace es incrementar la cantidad de nutrientes en el mar. Cabe precisar que la contaminación se origina en la tierra pero llega hasta las aguas de la costa; hay nutrientes de uso residencial, descargas de las alcantarillas que incluyen plantas de tratamiento de aguas residuales y sistemas sépticos.

 

NUTRIENTES DE ORIGEN HUMANO El Doctor Carricart Ganivet señala que estos nutrientes son de origen humano y llevan muchos problemas a los arrecifes de coral, ya que los corales se desarrollan en aguas oligotróficas donde crecen y viven mejor, donde están más saludables.

 

“Con las aguas que se llaman eutróficas, cargadas en nutrientes, los corales que son los ingenieros del ecosistema ven mermados su salud; ahora vemos cómo se incrementan las descargas de aguas negras de forma exponencial, esto concuerda con el incremento de cuartos de hotel, específicamente en Puerto Morelos”.

 

El investigador de los sistemas arrecifales, lamenta que este sea un problema que viene arrastrando de muchos atrás, pero que ha detonado por la inconciencia de las autoridades y los desarrolladores inmobiliarios. Advirtió que junto con las descargas de agua emanadas de los complejos residenciales llega un montón de bacterias propias del ser humano.

 

Los corales tienen una enfermedad que surgió hace 10 años, se llama viruela blanca, forma parte de los llamados síndromes blancos, es causada por un patógeno humano que portan las heces fecales. “Nuestras heces fecales salen al arrecife y afecta a los corales; ahora tenemos encima el problema de la plaga blanca que no se sabe qué lo está causando, cuál es el agente patógeno, si es un virus, una bacteria o si es una combinación de ambas”.

 

El investigador de la UNAM recuerda que el arrecife de coral otorga diversidad de servicios ambientales, protección a la costa, las arenas blancas que son de origen coralino. “Si no hubiese el arrecife de coral en la zona no tendríamos esas arenas ni los colores de las aguas generadas por las arenas blancas; tendríamos aguas chocolatosas con arenas café oscuro y ningún guapo pondría un centro turístico en zonas así, pero eso las autoridades no lo entienden”.

 

El investigador del Instituto de Ciencias del Mar alerta que si en Puerto Morelos se sigue deteriorando el ecosistema, pronto vendrá una crisis ambiental que impactará, definitivamente, en la economía de la región. “No entendemos que estamos acabando con la gallina de los huevos de oro por muchos aspectos, entre ellos el de la creación de complejos residenciales en lugares inapropiados”.

 

NECESIDADES AMBIENTALES Para la hidrogeóloga Guadalupe Velázquez Olimán, gran parte del problema que aqueja a las autoridades de Puerto Morelos se sustenta en la demanda turística, cuya única solución es crear más cuartos de hotel, sin ver más allá de las necesidades ambientales. “Su dictamen técnico se asienta nada más en un sustento legal, no existe nada técnico en ese documento; curiosamente no señalan que si bien hay más demanda de hotel tendría que haber más infraestructura que permita un desarrollo equilibrado.

 

Y no lo hay”. Explica que el tema de equilibrio de salud humana y la dinámica que existe entre manglar, duna y laguna arrecifal es algo muy relevante, pero para las autoridades es incomprensible.

 

Las autoridades de Puerto Morelos niegan la presencia de agua superficial y la presencia de agua subterránea en el complejo residencial The Fives Downtown, lo cual evidentemente no era posible. Irónicamente, justo con el incidente del día 12, quedó más que obvio que en sus maniobras en el predio perforaron un ducto, un río subterráneo, que liberó esa presión y ocasionó una zanja impresionante.

 

“Al inicio se ve el límite del predio y al fondo hay un metro de profundidad de esa zanja; ahí tiene 6.5 metros de ancho y conforme se va abriendo hacia el mar se va haciendo más ancha; se estima que desplazó un volumen de no menos de 200 metros cúbicos de arena”. Para tener una idea de la magnitud de ese flujo, detalla la investigadora, un metro cúbico de arena representan 2.3 toneladas, y un metro cúbico de agua pesa aproximadamente una tonelada; para que haya desplazado 200 metros es porque salió con un flujo muy fuerte. “

 

En el punto neurálgico del proyecto en específico es que hay una mentira muy grande en la manifestación de impacto ambiental; ellos dijeron que iban a comprar una planta desalinizadora y que iban a construir una planta de tratamiento de agua, pero no lo hicieron”. Cuando llegó la revisión de la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) e hizo su observación, ellos declinaron la instalación de la planta de tratamiento y la desalinizadora; dijeron que se van a conectar al sistema de drenaje municipal el cual no existe en la zona.

 

“El otro crimen ambiental y grave es que al omitir la presencia del acuífero cometen otro craso error; en la Medida de Impacto Ambiental (MIA) mencionan que iban a tener pilotes prefabricados, y a la mera hora los hicieron in situ, perforaron, sacaron la arena, escurría agua, metieron una estructura metálica.

 

“Llegaba el volquete con cemento y lo inyectaba, eso generó un impacto físico y químico que reduce la capacidad de almacena – miento y evidentemente modifica el sistema hídrico subterráneo. Las consecuencias están a la vista”. Velázquez Olimán asegura que era más que obvia la presencia de un acuífero profundo en los terrenos del complejo residencial, pero las autoridades negaron esa la presencia al no tener los estudios hidrogeológicos. El mal pudo ser evitado.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos