Luces TV

López Obrador y su tensa relación con la prensa

2 junio, 2019

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, ha mantenido una relación diferente con la prensa desde que tomó el cargo, el 1 de diciembre del 2108, respecto al mandatario que le antecede, Enrique Peña Nieto.

El ex presidente Peña Nieto se caracterizó durante su gobierno por una actitud hermética, realizó contadas comparecencias públicas en los seis años que duró su mandato. En cambio López Obrador da conferencias todos los días a la prensa para mantenerse cercano a la población.

La clave en este modelo de comunicación abierta son las “mañaneras”, que incluso son insignia del nuevo gobernante. De lunes a viernes a las 7 de la mañana el presidente comparece sobre temas primordiales para su gobierno ante los medios de comunicación que quieran asistir previo registro.
Algunos consideran que las conferencias matutinas de AMLO son un ejercicio democrático importante, pues “ningún presidente mexicano anterior ha mostrado esa apertura con la prensa” y ayuda a crear nuevas reglas de cómo acercarse a los periodistas y la ciudadanía, explicó Jean-Albert Hootsen, de la organización para la libertad de prensa Committe to Protect Journalist, al canal de televisión francesa 24 France.

Pero Hootsen también señaló que la política de comunicación del actual gobierno también genera problemas, sobre todo porque AMLO suele tener un tono hostil contra las críticas a su gestión de ciertos reporteros o medios de comunicación.

El presidente a veces utiliza expresiones despectivas para desprestigiar a la prensa que lo cuestiona, se ha referido a ellos como “el hampa del periodismo” o “prensa fifí”.
El diario Reforma es uno de los periódicos que han sido objeto de ataques por parte del mandatario. Cuando Reforma publicó que habían aumentado el número de homicidios en enero, López Obrador respondió “es una volada” y agregó “los entiendo, así actúa el conservadurismo, pero no es cierto lo que dice”.

Cuando el diario de Alejandro Junco de la Vega hizo pública la carta que el mandatario envió al rey de España, Felipe VI, pidiendo que su país se disculpara por los crímenes cometidos durante la Conquista, AMLO pidió al periódico que revelerá sus fuentes. Esta petición va en contra del secreto profesional en beneficio de periodistas que forma parte del derecho a la libertad de expresión.

Y días después, el lunes siguiente a la masacre de Minatitlán, la noche del 19 de abril, el ejecutivo atribuyó las exigencias de seguridad a “los conservadores”, en los que incluyó al Reforma, y advirtió que no le dictarían agenda.
Meses atrás el fundador del partido Movimiento de Regeneración Nacional dijo ante la prensa que eran “buenos periodistas” y que “eran prudentes” porque “si ustedes se pasan, pues ya saben lo que sucede”, una frase de advertencia franca.

La sistemática narrativa de deslegitimación, como la denomina Hootsen, son percibidas por sus seguidores como señales para comenzar campañas de despretigio en redes sociales contra los reporteros o medio considerados hostiles.

De acuerdo con el France 24 esta narrativa incrementa la inseguridad que ya de por sí viven los periodistas en México. Reporteros sin Fronteras ha colocado al país en el lugar 144 de 180 naciones en su clasificación de Estados con condiciones favorables para ejercer la libertad de prensa.
En los seis meses del gobierno de AMLO asesinaron a seis periodistas, se han documentado 145 crímenes contra reporteros desde el 2000 por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en México (CNDH).

Al respecto, Article 19, una de las principales organizaciones defensoras de la libertad de expresión en el país, ha dicho que en algunos de los casos grupos de seguridad del Estado están involucrados. La mayoría de los delitos son contra profesionales que investigaban corrupción, narcotráfico y otras acciones al margen de la ley.

En este contexto, López Obrador se comprometió a esclarecer los asesinatos de periodistas. Pero los seis crímenes registrados hasta la fecha siguen en la impunidad, con lo que indirectamente se manda un mensaje de que se pueden seguir haciendo porque no pasa nada.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos