Luces TV

Implementan en BJ terrorismo laboral.

3 octubre, 2018

Asimismo informó que se encontró una nómina “sumamente alta” y personal que cobraba sin realizar trabajo alguno.

CANCÚN, Q. ROO.- A dos días de haber tomado protesta como alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama ordenó el despido masivo del personal de confianza en distintas secretarías del ayuntamiento.

Sin previo aviso, decenas de trabajadores recibieron ayer la copia genérica de una “renuncia voluntaria con carácter irrevocable”, para que cada quien la llene a mano antes de remitirla el día de hoy al oficial Mayor del Ayuntamiento, Héctor José Contreras Mercader, con atención al síndico municipal Heyden José Cebada Rivas, y con copia a la contralora Reyna Valdivia Arceo Rosado.

La medida provocó de inmediato nerviosismo en las distintas áreas del Palacio de la Plaza de la Reforma, pues en la mira de la presidente municipal están trabajadores de raya, apartidistas o con años de antigüedad en el servicio público municipal.

Con respecto al personal sindicalizado, el secretario general del Ayuntamiento, Jorge Aguilar Osorio, afirmó que éste no será removido por la propia naturaleza del puesto.

Sin embargo, añadió que ya han tenido pláticas con la dirigencia sindical, misma que manifestó su disposición de trabajar con la administración entrante.

El funcionario sostuvo que esta administración optará por la automatización y la contratación de maquinaria para sustituir a, por ejemplo, barredores y gente de edad avanzada.

Asimismo informó que se encontró una nómina “sumamente alta” y personal que cobraba sin realizar trabajo alguno.

“Nosotros estamos llegando y vemos que hay mucha gente trabajando en el Ayuntamiento que solamente ‘decían’ trabajar, pero la verdad es que la nómina está sumamente alta, lo que no queremos es seguir generando burocracia”, detalló.

De acuerdo con información de transparencia, en Benito Juárez hay poco más de 350 trabajadores de confianza, entre los que se incluyen directores, auxiliares, asistentes y personal técnico, cuyo destino es ahora incierto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos