Luces TV

Piden que la casa Presidencial se vuelva un centro cultural

23/08/2018

La residencia presidencial Quinta Maya, ubicada en Cozumel y destinada a albergar al Ejecutivo Federal en turno durante días de asueto, debería convertirse en centro cultural abierto al público, exigen los isleños. “No sirve para nada, más que para el ego del presidente”, rezonga un locatario.

Ernesto Zedillo, quien ocupó la Máxima Magistratura del país de 1994 al 2000 y persona aficionada al buceo, dictó edificar Quinta Maya cerca del Parque Nacional Arrecifes Cozumel, un lugar óptimo para sumergirse en el mar.

De aquello quedan fotos de Zedillo nadando entre corales y tiburones, y una casa vacía casi durante los 365 días del año. “Aquí el joven no tiene opciones de entretenimiento y el ocio lo orilla al alcohol y las drogas, somos el estado con más altos índices de consumo de alcohol”, comenta Laura Hueso, de 32 años.

Para la joven, la residencia bien podría convertirse en un centro cultural con amplia oferta para todo tipo de público. “En nuestro tiempo libre, los de aquí podemos ir al único cine que hay o la playa, no hay más opciones”, reconoce Alma Suárez, empleada de un hotel. “Aunque ya ni eso, porque Piden centro cultural en casa presidencial todas las playas están privatizadas”, interviene Jorge, su pareja.

En Cozumel existen dos cines y un museo que sirven como espacio de recreación y esparcimiento para los más de 100 mil habitantes del municipio. “Tal vez es un sueño guajiro, pero ahí (Quinta Maya) podría construirse un Papalote Museo del Niño. Eso sería padrísimo”, comentó Rosa, mujer de avanzada edad que confirma que sus nietos no encuentran un lugar en donde cultivarse.

Zedillo Ponce de León acudió en algunas ocasiones a vacacionar. Su sucesor, Vicente Fox, prácticamente nunca fue, muy al contrario de Felipe Calderón, quien la visitó en al menos cuatro ocasiones.

Ahí pasó sus primeras vacaciones, ahí festejó su cumpleaños 49 y ahí ocurrió el conocido “bicicletazo presidencial”, una caída aparatosa cuando paseaba por la isla acompañado del omnipresente y robusto cuerpo de seguridad.

En 2013, el presidente Enrique Peña Nieto se alojó en Quinta Maya por un fin de semana, acompañado de uno de sus hijos y en 2017, su esposa, Angélica Rivera, también acudió con su hija al lugar.

En los medios han trascendido menos de 10 visitas en 12 años, casi una por año. “Eso es un elefante blanco, que lo vuelvan algo productivo”, propone Jorge. “Pero que piensen en los pobres, en los que no contamos con el dinero para pagar un daypass”, insiste Rosa.

Por: Ricardo Hernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos