Luces TV

Preveen mayor llegada de sargazo, advierten graves daños

20 agosto, 2018

La crisis por la llegada masiva de sargazo a las playas de Quintana Roo apenas empieza, ya que se espera que arribe una cantidad similar o mayor a la que ya recibimos de macroalgas, durante agosto, septiembre y tal vez octubre, reconoció María Amparo Martínez Arroyo, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC).

La representante del sector ambiental para atender esta emergencia reveló que hasta el momento se han recogido alrededor de 130 mil metros cúbicos de sargazo de las playas mexicanas, algo así como 52 albercas olímpicas y falta recolectar una cifra parecida, más lo que se vaya acumulando.

La doctora en Ecología admitió que el sargazo, -potenciado por efectos del cambio climático, como el aumento de la temperatura del agua y los cambios de corrientes, así como las descargas de drenajes y agroquímicos al mar -, es un foco rojo muy importante para México, porque en caso de que no se atienda correctamente el problema, puede derivar en un desastre ambiental y desencadenar una crisis sanitaria regional.

Explicó que durante el proceso de descomposición de las macroalgas se generan lixiviados que contienen metales pesados como ácido sulfúrico y arsénico, que corren el riesgo de infiltrarse en mantos freáticos de agua dulce e impactar en especies marinas, como las tortugas, que salen a desovar a las playas.

Pero en la realidad, dijo que falta una metodología, no existen sitios suficientes para su disposición final, y desconoce qué porcentaje del sargazo recolectado fue enviado a rellenos sanitarios, cuánto se secó para utilizarlo como composta o qué cantidad permanece en los hoteles.

María Amparo Martínez Arroyo aceptó que en la actualidad podríamos estar mejor preparados para enfrentar esta problemática, de haber empezado en 2015 a trabajar en investigación científica e innovación tecnológica para que empresas dieran un uso industrial al sargazo, cuando se registraron los primeros arribos masivos a nuestras costas.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos